SAN SEBASTIAN DE PALMITAS


_GENERALIDADES




Imagen de San Sebastián
Capilla la Aldea







Cultivo de Cebolla





Conexion vial Valle de Aburra Rio Cauca
























 

Gentilicio Palmiteños
Fundación: 1940
Población 4.200 Hab
Altura SNM: 1.700
Temperatura: 16ºC
Distancia de Medellín: 20 Km
_RESEÑA
San Sebastián de Palmitas se localiza en el noroccidente del municipio de Medellín, sobre la cuenca oriental del río Cauca, siendo el único corregimiento que no posee vista sobre la zona urbana del municipio.
Limita al norte con el municipio de San Jerónimo, al oriente con el municipio de Bello y el corregimiento de San Cristóbal, al sur con el corregimiento de San Antonio de Prado y el municipio de Heliconia, y por el occidente con el municipio de Ebéjico.

Administrativamente, el corregimiento  está dividido en ocho veredas.


Sector Central

La Volcana–Guayabal

La Potrera Miserengo

La Frisola

Urquitá

La Suiza

La Aldea

La Sucia


La mayoría de la población de San Sebastián de Palmitas desciende de familias que tuvieron asentamiento en el territorio desde principios del siglo XIX.
En las actividades agrícolas se destacan los cultivos de cebolla, caña, café y plátano.

La historia del poblamiento de San Sebastián de Palmitas se remonta hasta el siglo XVIII, cuando las caravanas que transitaban la ruta entre Santa Fe de Antioquia y la Villa de Medellín tenían como lugar para pernoctar, el sitio que años más tarde tomaría el nombre de San Sebastián de La Aldea; los relatos sobre su fundación, giran alrededor del hallazgo de una reliquia de San Sebastián. Una de las versiones cuenta que un cuadro con la imagen del santo apareció en un solar aledaño a la casa de una señora de La Aldea, quien de inmediato lo llevó como donación a la iglesia que ya estaba construida; según otra versión, la imagen del rostro de San Sebastián fue encontrada en un palo de mango, al instante todos los vecinos supieron de quién se trataba y le construyeron un altar hasta que estuvo lista la capilla actual, de donde no se deja sacar, pues cada vez que intentaban cambiarlo de lugar, se ponía tan pesado que se hacía imposible de mover.  Se cuenta también, que la imagen del Santo fue traída por un arriero que murió en el lugar, y que el caserío se formó a su alrededor, otra versión dice que, formado el caserío, la imagen se encontró en un solar, por una señora piadosa que la donó a la capilla, posteriormente los feligreses mandaron elaborar un bulto del Santo que fue colocado en el altar.

San Sebastián de la Aldea se convirtió entonces, y gracias a su posición geográfica, en un lugar de posada, donde no sólo descansaban los arrieros sino también las bestias, y donde incluso se hacía canje de animales para seguir el camino con los que ya estaban descansados. En consecuencia, San Sebastián de La Aldea jugó un importante papel en las rutas de comunicación que funcionaban en los siglos XVIII y XIX, ya que se localizaba en las inmediaciones del camino principal de Santa Fe al Valle de Aburrá. Los habitantes de esta localidad, habían migrado desde Sopetrán y San Jerónimo en búsqueda de tierras fértiles en climas templados y se dedicaron a los trabajos agrícolas, los vecinos de este sitio fueron los encargados hacia finales del siglo XVIII y principios del XIX, de mantener en buen estado los caminos reales y comunales, que pasaban por su territorio.

Para mediados del siglo XIX San Sebastián de La Aldea ya era un poblado constituido, dotado de instalaciones como capilla, plaza, inspección, cementerio, posadas y almacenes, que le permitían responder a la vocación de sitio de descanso y hospedaje que había motivado su conformación. Hacia 1895 fue anunciada la construcción de la carretera al mar que pasaría 500 metros más arriba del lugar donde estaba establecido el caserío, esto motivó el desplazamiento de sus pobladores hacia sitios más cercanos a la vía que se comenzaría a construir, dando lugar a un nuevo caserío ubicado donde hoy es el sector central del corregimiento, y que se denominó Palmitas porque allí crecían palmas.

El centro poblacional de la zona se ubicó durante varios siglos en un punto estratégico de la ruta principal que comunicaba el Cañón del Río Cauca y el Valle de Aburrá, ruta que ha llegado a ser reconocida, por algunas personas en la actualidad con el nombre de “el camino del virrey”, y que en el proceso de poblamiento del caserío, hacia la segunda mitad del siglo XVIII, era transitada en su mayoría por las caravanas de arrieros.

Los caminos del corregimiento se han asociado con yacimientos arqueológicos del área, llegando a sugerir su contemporaneidad y relación con los grupos indígenas portadores de la cerámica Marrón Inciso, con dataciones para la vertiente del río Porce entre los últimos siglos A. C. y  los primeros D. C.  De igual manera también se registraron tramos de caminos empedrados antiguos en el cerro Pan de Azúcar, en el sector centro-oriental del Valle de Aburrá, en el cerro Quitasol, al norte de este mismo valle y en el área de San Sebastián de Palmitas.  A pesar de las dificultades de datación de los caminos, pareciera ser entonces que parte de los caminos fueron construidos por sociedades indígenas, durante la época prehispánica lo que supone la confirmación del poblamiento y la demarcación y uso de caminos de forma temprana que constituyen una red de interacción social, que conecta a diversas comunidades entre sí, por medio del tránsito e intercambio de personas, productos y por este medio de ideas y significados. De tal forma se establecieron una serie de relaciones sociales, culturales y económicas entre las comunidades adyacentes de San Cristóbal, San Sebastián de Palmitas, Ebéjico y San Jerónimo a través de una intrincada red de caminos y que llegaron a tener el carácter tanto de colaboración como de rivalidad en diferentes momentos de la historia y con variada intensidad.  El proceso de poblamiento de estas comunidades esta relacionado, pues algunas de ellas obedecen a la misma temporalidad y presentan similitudes en la procedencia de algunos de los primeros pobladores

El corregimiento de San Sebastián de Palmitas ha estado marcado por la construcción y las dinámicas socioeconómicas y culturales que crean los caminos y las carreteras. Los caminos y la historia a ellos asociada han llegado a ser un referente importante para al comunidad.
En la década de 1930, con la construcción del primer tramo de la carretera al mar, San Sebastián de la Aldea, perdió su papel de centralidad frente a San Sebastián de Palmitas, alrededor del cual se configuró a lo largo del siglo XX, el crecimiento poblacional y los principales desarrollos de infraestructura del corregimiento. En la actualidad, con la entrada en funcionamiento de la conexión vial Aburrá – Río Cauca, el proceso se revierte y las zonas bajas, incluyendo a San Sebastián de la Aldea, comienzan a adquirir nuevamente importancia a expensas de las dinámicas del Sector Central de Palmitas.

Dado el carácter agrícola y campesino de la población de San Sebastián de Palmitas, es necesario realizar un recorrido por la historia de la agricultura en el corregimiento. Aunque dicho carácter se ubica desde el inicio del poblamiento de la región, los datos existentes sólo dan cuenta de una agricultura reciente que se sitúa a mediados del siglo XX. Debe tenerse en cuenta que la vocación económica de la población del corregimiento, para fines del siglo XIX y principios del XX, se relacionaba con la arriería y con el comercio asociado a la ruta que le daba vida al territorio; en este contexto los cultivos, aunque indudablemente existentes, no se constituían en el principal renglón económico del corregimiento; es sólo cuando se abre la circulación de la vía al mar en 1930, que decae la arriería como medio económico, y los cultivos se convierten en la principal alternativa de trabajo para sus pobladores.

Los cultivos más comunes en San Sebastián de Palmitas han sido en su orden: el café, la caña de azúcar, la cebolla, el plátano y hortalizas como el tomate, la zanahoria, la remolacha, entre otras, también ha tenido presencia en las veredas del corregimiento el cultivo de la yuca, el maíz y el fríjol. Aunque la agricultura ha sido la principal actividad económica, también han sido importantes la ganadería, la extracción de madera, la siembra de pastos y una pequeña oferta de servicios comerciales.

A mediados del siglo XX el cultivo extensivo del café había alcanzado una buena difusión en el país y para el año de 1963, en las tierras del actual San Sebastián de Palmitas se producía café de la variedad “pajarito.” Según los pobladores esta variedad de café no era muy productiva, pues cuando llegaba a su edad adulta el árbol se iba secando y los frutos se hacían cada vez más escasos (Muñoz et al, 1994: 30). A partir del año de 1978 los agricultores comenzaron a cultivar el café caturro, variedad que fue introducida al corregimiento por la Secretaria de Agricultura municipal, y por las gestiones que realizaron las Juntas de Acción Comunal, en particular la de la vereda La Aldea (Muñoz et al, 1994: 30). Las ventajas expuestas para este cambio fueron el hecho de que daba más producción, y el árbol no crecía tan alto como lo hacia el “pajarito”, lo cual facilitaba su recolección, propiciando la introducción de los niños a la labor de recolección.

El cultivo de la cebolla se inicio alrededor de 1945 en huertas caseras y en poca cantidad, no representó grandes ingresos económicos al principio, pero los agricultores vieron en ésta la posibilidad de comercializarla mientras se esperaba la cosecha de café, así se paliaban los gastos básicos de la familia, que además era la principal unidad de producción.  Inicialmente, su cultivo estuvo a cargo de las mujeres, que ocasionalmente se ayudaba de los niños y las niñas (Muñoz et. al, 1994:35); actualmente este cultivo es administrado por los hombres con ayuda de sus familias,  ya que ha pasado a ser el principal cultivo en muchas de las parcelas campesinas de San Sebastián de Palmitas. Con el tiempo, los campesinos vieron que la variedad de cebolla la “cebolla de la virgen”  no se extendía rápidamente y que no era tan productiva como la cebolla “junca”, la cual se comenzó a cultivar en terrenos cada vez más grandes (Muñoz et al, 1994: 35).

Los agricultores de las veredas optaron por cortar algunos arbustos del café “pajarito”, que posteriormente llego a ser reemplazado casi en su totalidad por el “caturro”, liberando terrenos para sembrar  la cebolla “junca” en mayor escala.  La comercialización de la cebolla exigía que algunos de los cultivadores viajaran con más frecuencia a Medellín, generando un proceso que hizo evidente el acercamiento entre los habitantes del corregimiento y la ciudad, y la influencia de esta sobre los mismos (Muñoz et al, 1994: 36).

La siembra de la caña de azúcar, por su parte, ha estado asociada a la elaboración de la panela y en conjunto constituyen una tradición identitaria en la región. El corregimiento llegó a tener hasta 20 estancias o trapiches paneleros, de los cuales sólo quedan seis ubicados en las veredas La Aldea y La Frisola, antes de los trabajos de la interconexión vial existían otros tres que fueron derruidos por tales obras. La versión popular cuenta que la abundancia de estos cultivos se debió a un sacerdote que ponía como penitencia a sus feligreses la siembra de caña, su método fue tan eficaz que la región llego a tener una buena cantidad de caña para surtir todos los trapiches. Aunque actualmente la siembra de caña se ha reducido considerablemente, las moliendas de caña para la fabricación de la panela, se siguen realizando cada 15 ó 20 días en promedio; en ocasiones la falta de trapiches cercanos a los sembrados de veredas, origina la perdida de un cultivo, de igual forma las épocas de lluvia dificultan el corte y arrastre de la caña, frenando la producción y encareciendo el producto.

El plátano es un cultivo de larga tradición, se ha sembrado intercalado con el café con el propósito de procurarle sombra, aunque en las fincas cafeteras el sembrado se hace extensivo y sin intercalar plantíos. El cultivo del plátano es generalizado en el corregimiento aunque su comercialización no es tan fuerte en veredas como La Suiza y La Frisola, donde el tomate tiene mayor importancia. En climas más templados y calidos como el de La Sucia se encuentran abundantes cultivos de plátano, de frutales como naranja, mandarina, limón, papaya, y de hortalizas como cebolla, tomate, pepino, cilantro  y ají.

El Turismo cultural y ecológico para el corregimiento.
Situación actual
La idea de consolidar el turismo como una alternativa para el corregimiento de San Sebastián de Palmitas, se viene fortaleciendo hace algunos años; de la mano de subsecretaría de Metro Cultura se desarrolla en la actualidad un trabajo de plan de negocios para el corregimiento.  Proyectos como la construcción del trapiche comunitario, el cable Aldea-La Teresita- El Morrón, y la restauración de la capilla de la Aldea, están encaminados en esta dirección; al igual que un sin número de actividades en algunas locatividades particulares desde donde se originan encuentros culturales y sociales que develan la idiosincracia del pueblo Antioqueño.
 
_SITIOS DE INTERES
- Tunel de Occidente
- Parroquia San Sebastián de Palmitas y San Sebastián de La Aldea
- Camino del Virrey
- Trápiches
- Cultivo de la Cebolla
- Quebrada La Sucia y La Volcana
- Alto de Boquerón y otros Miradores Naturales
- Tunel Fernando Gómez Mártinez y Conexión Vial Valle de Aburra - Río Cauca
 
OTROS SITIOS DE INTERES
- Casa de Gobierno
- Riñas de Gallos
 
 
_FIESTAS
Mes junio
- fiesta del Corpus Christi
- Fiestas del Campesino
Mes julio
- fiesta de la Virgen del Carmen
Mes agosto
- Tablado Feria de las Flores
Mes noviembre
- Cumpleaños de Medellín
Mes diciembre
- Fiestas de la Inmaculada Concepción
_HOSPEDAJES Y RESTAURANTES
Hospedajes: - Finca Hotel el Retorno
- Posada la Mancha
Restaurantes:
- Monte Verde #3
- Restaurante el Mono
- Restaurante Rancho Alegre
- Restaurante Monte Verde #1
-



Material proprcionado por Casa de Gobierno Fotografias: Casa de Gobierno & Carlos Valle

Principal Regiones - Ir arriba













Politicas de privacidad - Terminos y condiciones de uso
Sitio desarrollado por websolutionsbp.com